Noticias

Otra cláusula abusiva: vincular seguros de vida a las hipotecas

Después de las cláusulas suelo, los gastos de constitución de la hipoteca y los derivados del crédito; las entidades bancarias tienen por delante una nueva batalla contra los consumidores: los seguros que muchos bancos obligaron a contratar a sus clientes para concederles el préstamo hipotecario.

Banco Sabadell y Banco Popular -ahora en manos de Santander- se enfrentan este próximo mes de octubre a una macrodemanda y al eventual pago de una multa millonaria por vincular seguros de vida y/o amortización a la hipoteca de forma obligatoria y durante toda la vida del préstamo sin dar posibilidad a los clientes de cambiar el seguro por uno más barato.

Según los demandantes, vincular seguros de vida a la hipoteca constituye una cláusula abusiva. Si el cliente no firmaba, no obtenía la financiación del préstamo y se quedaba sin poder comprar la vivienda. “En el momento en que se gane, cualquier consumidor pueda exigir la eliminación de esta cláusula abusiva en los contratos”, aseguran los demandantes.

La magnitud de la demanda hace que las entidades bancarias estén muy pendientes de este juicio y de la futura sentencia. Los demandantes aluden a que Banco Sabadell y Banco Popular obligaron a sus clientes a contratar un seguro con una entidad vinculada a ellos.

La demanda argumenta que se trata de una práctica abusiva. En los dos préstamos, se obligaba a los clientes de Banco Sabadell y Banco Popular a firmar la contratación adicional de los seguros con una fórmula de pago a prima única, que además se financiaba con el propio préstamo. De esta forma, al cliente no se le imponía únicamente tener vinculado un contrato de seguro con la compañía que eligiera la entidad financiera, sino que además, se le impedía expresamente la posibilidad de comparación con otras compañías.

En concreto, Banco Popular exigía abonar a los clientes el seguro a Eurovida, mientras que Banco Sabadell imponía la condición obligatoria de pagar el seguro a una filial, Sabadell Seguros Generales. Por un lado, la prima única financiada es más alta que la que podría haberse conseguido en otra aseguradora y por otro, aumenta el importe del préstamo, lo que hace que se incremente la base liquidable del impuesto de Actos Jurídicos Documentados y por consiguiente el coste total de la operación. Además, al financiarse como parte del préstamo, los intereses se pagan durante toda la vida de la hipoteca.

La nueva ley hipotecaria pretende, en teoría, hacer estos préstamos más sencillos y transparentes para el consumidor y terminar con algunas de las prácticas consideradas abusivas por parte del sector financiero.

Una de esas prácticas ha sido tradicionalmente la obligatoriedad de contratar seguros para aligerar el diferencial del préstamo o que, en algunos casos, como es el de esta macrodemanda, han llegado a condicionar la propia concesión del crédito hipotecario.

 

De momento, La tramitación de la nueva ley en el Congreso de los Diputados ha encallado tras el cambio de Gobierno. La llegada al Ejecutivo del PSOE y la época estival han provocado que el debate de las enmiendas se retrase, al menos, hasta después del verano, lo que expone a España a recibir una cuantiosa multa por parte de la Unión Europea.

 

 

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar